LOADING

Seguirme

Conjuro
marzo 14, 2018|Capiton(é)Random

Conjuro

Tiempo de lectura: < 1 minuto

 

La piel,

Demudada,

Trasmutada,

Que es otra y la misma piel.

 

Recuerda lo que ha sido,

Olvida,

Sobre papel.

 

El vientre,

Ahora inerte,

Que fuera fuente,

de un despertar.

 

La boca,

En otra boca,

Cumple promesas,

A su pesar.

 

La navaja,

De las palabras,

La sangre,

Sin su caudal.

 

La nada,

Que reina y habla,

Tierra fertil,

Un manantial.

 

El velo,

Que ya no existe.

Zumbido obsceno,

En su lugar.

 

El agua,

Contaminada,

Una promesa,

Letal.

 

El tiempo,

Que es otro tiempo,

 

Promete,

lo que será.

 

El tiempo, así susurra:

No volverá.

 

Que bebías,

agua de río,

 

Que la bebías,

bajo del mar.

 

 

 

 

 

Compartir esta nota...
Share on Facebook
Facebook
Share on LinkedIn
Linkedin
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email
Print this page
Print
sin comentarios
12 x 12
marzo 12, 2018|Capiton(é)Entrevistas

12 x 12

12 x 12
Tiempo de lectura: 12 minutosTiempo de Lectura: 12 minutos

– III –

.IGNACIO COLL.

La Obra

“En la vida, toda adivinanza, tiene por respuesta, otra adivinanza”.

Jaime Barylko, David Rey.

La hermana de su mamá – que a su vez es hermana de la mamá de mi amiga, que también tiene un hermano que después tuvo hijos y son ahora primos de mis propios hijos – está casada con el hermano de mi abuela, que a su vez tenía otro hermano que estaba casado con la prima de mi papá. Es amigo de mis primos, primo quizás, de  algún amigo, conocido de siempre y desde siempre querido.  

Nacho se transporta en un péndulo, y lleva en su mano un pincel. No es lo mismo que viajar en auto, o trasladarse a pie. Un péndulo es acaso, mucho más complejo que un tren.

Quien coincida en la movilidad, sabrá por experiencia, que no es posible bajarse de él.

 En dominarlo, está el asunto,

En hacerlo con gracia, la dificultad,

Encontrar los matices, deviene en belleza,

De nunca traicionarse, nace la bondad.

Compartir esta nota...
Share on Facebook
Facebook
Share on LinkedIn
Linkedin
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email
Print this page
Print
sin comentarios
DE COSAS QUE APRENDÍ
marzo 6, 2018|Random

DE COSAS QUE APRENDÍ

Tiempo de lectura: 2 minutos

My hands are of your colorbut I shame to wear a heart so white.

Macbeth- Shakespeare

 

No me olvido el día que Rosi entró por esa puerta. No, no me olvido.

 

La tarde anterior, algunos compañeros se reunían en torno a la mesa redonda, la de paño verde. Conversaban animados y reían. Traían de otras horas, una broma con historia, historia que yo desconocía. Un “private joke”. Ninguna preocupación a la vista, nada que objetar, nada que callar. El tiempo detenido por el mismo presente, exigiendo estar-ahí. Heidegger excluido aún, también sus preguntas.

No sé cuál era mi ensoñación, pero de ella salí cuando alguien me pidió que hiciera lo que yo hice.

Estaba junto al teléfono. Solo debí levantar el tubo; era de aquellos de antes, que pedían paciencia entre un dígito y el siguiente.

Ya del otro lado de la línea, un contestador automático me decía: “Somos Radio Cielo, 92.1, líder en audiencia. Dejanos tu mensaje después de la señal”.

Miré a mis compañeros – en ese momento mis superiores – para que ordenaran. Y obedecí. “Un saludo para Roxana Aurelia Salomón, con todo cariño de Evaristo Emiliano Arévalos”.

Escuché risas, probablemente también reí. Y volví a mis ensoñaciones; a un cigarrillo, tal vez.

Me abrigué al salir, el sol ya no estaba y el frío se hacía sentir.

Por la mañana me abrigué otra vez. Debajo del uniforme, estaba la piel. Desayuno y correr, correr de estar apurados, de que somos muchos para un solo baño, y estamos llegando tarde. Después llegar, y saludar, y formar. Bandera, rezos, y todo eso.

De la clase de geografía no recuerdo nada. Recuerdo lo otro. Lo de antes, y lo de después.

Rosi interrumpió la clase, sus facciones muy ofuscadas, tensas. Lo que al principio fue enojo se tornó llanto.  Soltera y muy sola, la radio era su fiel aliada, su amiga, cálida compañía.

– ¿Quién fue? – Preguntó.

Un silencio bruto y avergonzado cubrió la clase.

Levanté la mano.

Ya en su oficina, lloró desconsoladamente, preguntándome porqué había querido dañarla. Le pedí perdón de todas las formas posibles, intenté explicarle, lo que no tenía ninguna explicación más que la más absoluta pavada. Intentaba decirle que no sabía por qué mis compañeros le hacían bromas a Evaristo, que era una estupidez, que no le de importancia. No había puerta de salida. Si la broma era para él, el agravio era para ella. Inevitablemente. Indudablemente. Indefectiblemente. Mente… mente estúpida la mía. Pensé.

Al volver al aula, la profesora me miró con enorme desilusión.

No es lo mismo lucirlo que tenerlo, pensé. Al corazón de piedra verde. Eso sentí, y así lloré.

Desde entonces me ordeno a mí misma no intervenir en lenguas privadas ni permitir que otros me digan que hacer.

Rosi entendió mi pena, y nos guardamos mutuo cariño. Recibió a mis hijos en la puerta del colegio, como antes me había recibido a mí, con ternura y sin rencores.

Pero yo aprendí… así aprendí.

 

 

Compartir esta nota...
Share on Facebook
Facebook
Share on LinkedIn
Linkedin
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email
Print this page
Print
sin comentarios
De llaves, puntos y claves.
marzo 4, 2018|Capiton(é)Filosofía y Psicoanálisis

De llaves, puntos y claves.

De llaves, puntos y claves.
Tiempo de lectura: 3 minutos
 “En todas las almas, como en todas las casas. Ademas de fachada hay un interior escondido”.
Raul Brandaõ

Es cuando tengo la cabeza llena de música que viene a invadirme algún pensamiento tenaz; de esos que no quieren irse… que no lo abandonan a uno hasta ganar verdadero espacio en algún hilo de razonamiento más o menos acabado.

En un deslizamiento significante bastante curioso, concluyo que las paredes se construyen o se destruyen y que, sucederá lo uno o lo otro, dependiendo de una sola variable. Variable indecible, impronunciable, aún más: difícilmente descifrable. Todo depende de ella, o casi todo. Sin importar la complejidad de una teoría, todo se ordena si esta variable se vuelve visible. Habremos de  conocerla, para malentender y confundir con justicia.

Una vez que se asume la bondad de un misterio,  descifrar sus códigos, solo a veces es necesidad.

He leído a Lacan, me ha atrapado en su red. Lo veo, indicando una ruta, señalando el camino, a quien no es capaz de entender su lengua. No su lengua hecha de letras y palabras, sino aquella hecha de intenciones y deseos: metáfora viva, ilusión errante, producción hecha vida.

Quiero salir de ahí para mirarla de lejos, desde más lejos.. y más lejos. Quizás así pueda leer esta variable, indecible, impronunciable… difícilmente descifrable. Para que ordene los actos, para asir los conceptos. Para poder amarlo, bah.

Apollon Moikov, fue un poeta ruso a quien conocí hoy, por curiosidad. Amigo de Dostoievski, escribió estas palabras que pronunció en un discurso unos días después de su muerte:

(…) Conversábamos durante muchas horas, argumentábamos y debatíamos, trabajábamos sobre diferentes ideas nuevas, discutíamos el trabajo de cada uno, y como resultado, nos ayudábamos a comprender mejor las cosas.

Discutíamos acerca de todo: eventos actuales, sucesos insignificantes en nuestras vidas personales, grandes eventos que se sucedían en nuestro país y alrededor del mundo. Discutíamos todo en una gran escala, con una perspectiva histórica. A aquellas cosas pequeñas e irrelevantes, las conectábamos lógicamente  con eventos significativos. (…) 

El siempre quería llegar al “corazón del asunto”, alcanzar un entendimiento de aquello que era lo más esencial de la vida. Los dos queríamos eso, y él… ayudaba a otros a alcanzar sus objetivos.

Oh! Si las personas pudieran entender, entonces el mundo sería el Paraíso en la Tierra – solía decir. – ¿Qué quería decir exactamente con ese “entender”?

(…) Después del aplauso, los gritos y vitoreos de las grandes audiencias que seguían lecturas de sus trabajos; el solía repetir: – “Si, si, esto está muy  bien ¿pero realmente lo entienden? – El se refería a aquello que llamaba “el corazón del asunto“.

El estructuralismo se sumerge en la profundidad de las cosas para develar aquello que hay de común en elementos aparentemente desconectados; aquello que hay detrás de las palabras, en los cimientos. Una suerte de alquimia significante.

Las elaboraciones teóricas a lo largo del tiempo, no pueden disociarse del período histórico al que responden, incluso ante el cual reaccionan. Así, en una oscilación que no se detiene, se desarrolla la historia del pensamiento.

El reduccionismo freudiano, que existe, es tanto más una insistencia, que un error; pues se insiste ante aquel o aquello que se resiste.

Freud no solo fue brillante; por sobre todas las cosas, fue un hombre sincero. No espero de él, más de lo que nos ha dejado, que es bastante.

Hay un principio ordenador detras de todo desorden, hay una u otra necesidad, detras de toda teoría.

Despegar la corteza de sus membranas, lentamente. Para que no sangre. Las suyas, Sir Jacques Lacan.

*Fragmento del discurso escrito y leído por Apollon Maikov, en la Reunión General Especial de la Sociedad Eslávica de Caridad, Febrero o Marzo de 1881.
Compartir esta nota...
Share on Facebook
Facebook
Share on LinkedIn
Linkedin
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email
Print this page
Print
sin comentarios
10 / 84
Acerca de Capiton(é)
- Dame tu libertad... o dame tu vida.

- Exigió el presunto Amo.

- Ja. - Respondió el presunto esclavo.

Volver, ya no fue posible.

About
Soledad Lecuona de Prat, nació en Salta, Argentina (1982). Cursó sus estudios universitarios en la Facultad de Artes y Ciencias de la Universidad Católica de Salta obteniendo los títulos de Profesora y Licenciada en psicología.

Luego de trabajar durante algunos años en diversos organismos públicos, tanto en el área de capacitación como de atención a personas en estado de vulnerabilidad social, psicológica y afectiva, se volcó -hace ya más de 10 años- a la atención clínica de pacientes en su consultorio privado.

Actualmente trabaja en una investigación sistemática del Seminario Nro. I de Jacques Lacan con el objetivo de publicar futuras obras sobre su contenido.

Pasa sus horas escribiendo ensayos, poesías y cuentos que abordan cuestiones cotidianas, sin dejar de lado su percepción profundamente analítica.

Con el fin de exponer sus pensamientos creo el blog "Tiene nudos" (2014) que se consolidaría posteriormente, bajo el nombre de "Capitoné (2017).

Actualmente vive en la provincia de Salta, junto a sus tres hijos.

ENVIAR CONSULTA

Comentarios recientes
Typology

DISEÑO WEB CAPITONE · TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS CAPITON(É)
2017