LOADING

Seguirme

.SIN.
mayo 13, 2018|Capiton(é)

.SIN.

Tiempo de lectura: < 1 minuto

 

Un exceso de libertad,

se expresa así:

en una negación.

 

La convención que a todos seduce,

no me excluye, pero es excluida por mí.

 

Como todo exceso,

termina regalando infiernos,

más de hielos,

que de fuegos funestos.

 

Mas se equivocan:

no hay sujeción,

libre de engaños.

 

Lo más real,

de lo más etéreo,

es el despojo

(y progresivo),

de todo aquello…

de lo excesivo.

 

Sin sujeciones, y sin engaños,

la verdad, no tiene exclavos.

 

Lo más etéreo,

no pesa nada,

ni carga excesos,

ni se enmascara.

 

 

Compartir esta nota...
Share on Facebook
Facebook
Share on LinkedIn
Linkedin
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email
Print this page
Print
sin comentarios
Compartir