LOADING

Seguirme

DE – CIERTO
julio 16, 2018|Capiton(é)

DE – CIERTO

Tiempo de lectura: < 1 minuto

No se si sea,

desierto o no,

esta cordillera de sol.

Nada dura,

y nada permanece,

el viento erosiona la tierra.

Y la mese.

 

Un océano.

(que es de aire).

 

En sus valles:

se acelera el pulso,

oscurece la sangre,

resiente el latido,

se agita el pulmón,

y aunque le tema, lo busco.

Y voy.

 

Yo lloré cuando lo supe,

y no lo pude olvidar,

el llanto se volvió canto,

y lo pude guardar.

 

Lloré cuando lo supe,

y no lo pude olvidar:

es en el desierto,

donde habita la verdad.

 

La constancia es la del viento,

Que no se queda,

y no se va,

se lleva alguna palabra,

a tierras de otro lugar.

 

Cordillera de sol,

de sal, y cardón,

el viento recicla el aire,

con la fuerza del ciclón.

 

Agente de lo urgente,

no deja rastro,

de lo aparente.

 

Agente de lo divino,

es delator,

de lo escondido.

 

Yo veo los siglos,

cuando te miro,

los veo pasar,

si te camino.

 

Cimiento del tiempo,

Santuario del tiempo,

Agitas todos,

mis sentimientos.

 

 

 

 

 

Compartir esta nota...
Share on Facebook
Facebook
Share on LinkedIn
Linkedin
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email
Print this page
Print
sin comentarios
Compartir