LOADING

Seguirme

SED*
noviembre 19, 2018|Capiton(é)

SED*

Tiempo de lectura: < 1 minuto

“En el centro donde me encuentro,

en el centro del Es, no hago preguntas.

Porque cuando es, es”

Clarice Lispector

 

 

Dijiste que de sentirte, el oleaje de los álamos,

se escucharía en mi ventana.

Dijiste que su brisa, se colaría entre mis sábanas.

Con aroma a madera,

(y avellanas).

 

La arena,

Sería tibia bajo mis pies.

Y tus manos,

Seda sobre mi espalda.

 

Dijiste que de sentirte, las notas del mejor vino,

harían latir mis entrañas.

Que callaría el mundo,

que ya no habría palabras,

que en el silencio habría belleza.

Y dignidad.

Y esperanza.

 

Dijiste que de sentirte, se abrirían mis alas,

las que tejen los sueños,

y piden las montañas.

 

Dijiste que de sentirte,

no habría color,

idioma,

o raza.

Que sería la especie misma,

dueña y señora,

de mi casa.

 

Lo dijiste,

con palabras.

Yo

– en cambio –

no dije nada.

 

*Del verbo ser; segunda persona del plural. (Imperativo)

Compartir esta nota...
Share on Facebook
Facebook
Share on LinkedIn
Linkedin
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email
Print this page
Print
sin comentarios
Compartir