LOADING

Seguirme

1850
julio 3, 2019|Capiton(é)Cartas

1850

Tiempo de lectura: < 1 minuto

Salta, 12 de julio de 1954

De Deidamia, a Adolfo.

Querido hermanito:

En mi anterior te ofrecí darte pormenores de las fiestas julias. EL 9 por la mañana, al salir el sol, se enarboló la bandera, haciendo la guardia todos los jóvenes, lo mismo se hizo la víspera. A las 11 fue la misa solemne del cura Castro, y luego la comitiva pasó al Cabildo, donde se pronunciaron muchos brindis. Después se pasó al patio de la casa de Doña Pepa, donde se dispuso el ramillete y estaban todas las señoras y las niñas. Allí canto la Manuela Uriburu un aria y enseguida el coro de niñas un trozo de “Lucía”. Luego comenzó el baile. A las 5 de la tarde se fueron todos a la plaza, a presenciar las evoluciones militares de los Cívicos, bajo la dirección de Mangudo, las que estuvieron muy lindas. Después con la bandera al frente, la columna dio vuelta a la plaza, cantando en cada esquina la Canción Nacional. Por la noche, se improvisó un baile en el patio dispuesto para el día siguiente, en que se daba el gran baile. Este estuvo divino, muy bien iluminado, y todas las niñas muy lindas, particularmente la Rosa, como un confite de rica. Tu Corina, estuvo muy fea, no como suele ser, la Cupertina, la Eduvigis y la Delfina Todd fueron las que más gustaron después de la Rosa.

Anoche, llegó Teófilo Bustamente de San Juan. Está alojado en casa. Mariano Alvarado, perdió el baile del 9 por irse a Jujuy a esperar a Don Ramón. Todas tus amigas y las de casa te envían miles de recuerdos.

Compartir esta nota...
Share on Facebook
Facebook
Share on LinkedIn
Linkedin
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email
Print this page
Print
sin comentarios
Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.