LOADING

Seguirme

1850
febrero 16, 2021|Capiton(é)Cartas

1850

Tiempo de lectura: < 1 minuto

Salta, 24 de febrero de 1854. A Potosí.

De Gregoria, la madre, a Adolfo, el hijo.

Te escribo sin esperar el correo de mañana porque me voy a Rosario donde están Jacoba y Deidamia, desde hace 4 días. Probablemente se quedarán allí todo marzo, y estaremos juntas para Carnaval.

Noto que las niñas se preparan con entusiasmo para los bailes y para jugar carnaval. Han llegado algunos jóvenes, entre ellos Ceballos y Ormaechea. Regresaron del campo, las Solás y la Jacobita. Siento que hayas metido tanta fajina por tu viaje, cuando lo mismo habría sido 12 días más después.

No olvides traer todo el sencillo que puedas, es decir, en medios y en reales, porque su falta trae mil dificultades. Me dicen que los Palacios han mandado a Tucumán mil pesos en sencillo y lo han vendido con premio de 2 reales en cada peso.

Anoche llegó un señor Padilla, quien asegura que en Lima hubo una revolución contra Echenique que dejó el Gobierno. Si esto se confirma, se abrirá pronto el puerto de Cobija.

sin comentarios
1850
febrero 1, 2021|Capiton(é)Cartas

1850

Tiempo de lectura: 2 minutos

Salta, 28 de enero de 1856.

De Gregoria, la madre, a Adolfo, el hijo.

A Cobija.

Mi amado Adolfo:

Tu carta desde Atacama me sacó del cuidado que tenia de cómo te habría ido en el camino, pero cuando supe lo que habías sufrido en la cordillera, me eché a llorar. Nadie hubiera pensado semejante cosa en el mes de enero. Pero lo singular es que pensaras por un momento que nos hubiéramos olvidado de pedir al Cielo por vos. El 5, el canónigo Feijón rezó una misa por la felicidad de tu viaje en el altar del Señor del Milagro, y el 6, que fue día de Reyes, te ofrecí la comunión. Quizás por eso te salvaste, hijo, y te hace ver el Señor que hiciste mal en no querer confesarte en Salta. Y sí aquí me has hecho tantas trampas en las misas, cómo será allí. Espero que Sergio te dará el ejemplo, y que juntos irán a misa todos los domingos.

Anteayer sábado volvimos de nuestra expedición a San Lorenzo. Desde que te fuiste se han declarado las Uriburus con tantos cariños y tantos obsequios, que ya me acortan. Vino mi comadre Pepa con la galera y nos llevaron allí el domingo pasado. Hemos pasado 7 días muy lindos. A cada momento te recordaban las niñas y una noche Doña Pepa sacó dos botellas de champaña y yo unas masas. Estaban varias otras gentes de la casa de Castellanos, donde nos dieron un cuarto y nos alojamos allí. Y tomando en su mano una copa llena, mi comadre se paró y me dijo: comadrita, usted sabe que yo no pruebo licor, porque me hace mal. Esta copa la tomo por sus dos hijos y particularmente por nuestro querido amigo Don Adolfo. Y se la concluyó.

Ayer de mañana estuvieron aquí todas ellas y les convidé duraznos y vino y me encargaron que te avise que cada una había tomado una copa por vos. Don Lucio fue con Napoleón a traernos de San Lorenzo y volvimos todas a caballo porque nos acobardó el camino, que no es bueno para coche.

Se anunció que la diligencia que debe salir el 2 de febrero llevaría los 27.000 pesos de la suscripción, pero no sé si han encontrado piñas y onzas de oro para cambiarlas. Todos han entregado ya lo que les toca.

Hasta ahora se lamenta la Jacobita Tejada de los hermosos días que has perdido de pasar en el Rosario, por el apuro de tu viaje, aparte de que con tal demora te habrías librado de las aflicciones que has pasado en la cordillera. La cosa no tiene remedio.

Todas las amigas me encargan muchos mensajes, para vos y Sergio. Anoche Doña Jacoba me dio una retahíla, Petronila, tus amigos Ricardo, Cleto, Lucio, Santa Cruz, Simón y Don Pedro, me encargan mil cosas, pues todos son enamorados tuyos.

Estoy todavía sola con Deidamia. Las de los Sauces no tienen miras de volver. Jacoba escribe resentida porque no fuiste a despedirte. Le contesté que partiste con urgencia.

sin comentarios
10 / 98
Acerca de Capiton(é)
- Dame tu libertad... o dame tu vida.

- Exigió el presunto Amo.

- Ja. - Respondió el presunto esclavo.

Volver, ya no fue posible.

About
Soledad Lecuona (38) es escritora y psicoanalista.

ENVIAR CONSULTA

Comentarios recientes
Typology

DISEÑO WEB CAPITONE · TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS CAPITON(É)
2017